martes, 22 de abril de 2014

ACEPTARSE, AÚN


 
Asúmete, con tus días de escarcha
y con los luminiscentes
Asúmete cuando te rastrees
y también, cuando saltes cascadas

Con esa suave caricia, abrázate fuerte
cuando no haya espejo que te refleje,
o cuando te mires en todos los escaparates

Siémbrate todos los días
a pesar de que muchos de éstos
te sientas tierra estéril y reseca

Abrígate del pasado y desnúdate ante el futuro
Sé siempre que seas aun cuando no seas nada

Asúmete, así, tal cual eres: Sin culpa y sin recambios

           Virtudes Montoro López © 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada