viernes, 30 de septiembre de 2011

Tendemos los besos


Llueve retazos de ti

sobre un diálogo silente

Llueve retazos de mí

en una sucia y negra nieve


A cántaros nos deslizamos

hacia alcantarillas sedientas:

depósitos de lagrimales vahos


Llueve retazos de ti

sobre la colina de mi vientre

Llueve retazos de mí

sobre tu costra-simiente


Sin atino, nos escurrimos los besos,

los tendemos a la gris intemperie

Y, ahí, ésos, tan deseados, en sotavento

se secan en decrepitud acrílica.


Virtudes Montoro López © 2011

1 comentario:

  1. Tu blog está excelente, me gustaría enlazarte en mis sitios de turismo. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambas.

    Espero tu respuesta a munekitacate@gmail.com
    Un abrazoo
    Emilia

    ResponderEliminar